Home » Tips y Consejos » 5 Ideas tóxicas que te impiden tener éxito… y cómo eliminarlas.

5 Ideas tóxicas que te impiden tener éxito… y cómo eliminarlas.

Pensar diferente, tener sueños y alcanzar los requiere coraje y disciplina. A todos los emprendedores nos gustaría ser como Richard Branson, Mark Cuban o Warren Buffet y hacer una diferencia sustancial en nuestras empresas y las personas que nos rodean.

La realidad, es que la mayoría de nosotros estamos, por ahora, lejos de alcanzar ése nivel. Es posible que nunca aparezcas en la portada de revistas o entrevistas de Televisión, pero puedes eliminar los obstáculos que detienen a la mayoría de las personas, cambiando tu forma de pensar.

fb-post-piensa-mayoria

Mientras pienses como la mayoría, tendrás los resultados que la mayoría tiene.

El proceso de pensar de forma diferente, empieza con la eliminación de las ideas tóxicas que te impiden tener éxito y que, generalmente, so propagadas por medios masivos y personas que repiten lo que escuchan sin la menor reflexión o crítica.


Las 5 Ideas tóxicas que te impiden tener éxito… y cómo eliminarlas.

  1. “Espero la oportunidad correcta para mí”
     
    Si sientes que la oportunidad correcta para tí no ha llegado, o peor aún que las oportunidades sólo llegan a otras personas… ¡Bienvenido a club!. Todos hemos experimentado ése sentimiento, sin embargo, es parte de la imagen externa que percibimos de los demás. Las oportunidades nunca llegan solas, más y mejores oportunidades se te presentarán en la medida en la que salgas a buscarlas.

     

  2. “Pagaré el precio del éxito cuando tenga la certeza de que el precio valdrá la pena”
     
    Alguna vez has escuchado a alguien decir frases como “Si me pagaran más, trabajaría más” o “Si supiera que voy a ver resultados, le dedicaría más tiempo”?

    Si te detienes a pensar por un momento, te darás cuenta que estas premisas tratan de poner primero el resultado y al final el esfuerzo. La realidad opera exactamente a la inversa. Los negocios exitosos reciben mayores beneficios como resultado de brindar mayor valor a sus clientes.

    Las personas exitosas, reciben mayores recompensas y reconocimiento como resultado de un mayor esfuerzo y sacrificio, mientras que la mayoría de la gente, y posiblemente tú mismo, esperan recibir más para hacer más.

     

  3. “Mi jef@/espos@/novi@/amig@ me limitan”
     
    Quizás alguien se apropió tu idea sin darte crédito, quizás un cliente no entendió el valor de tu oferta, puede ser que un miembro de tu familia o amigo dudan de tu capacidad o tu socio no estaba comprometido con tu empresa.

    A todos nos ha pasado y es parte de la vida de todo emprendedor, pero no importa. No puedes controlar a las personas a tu alrededor, la única persona sobre la puedes -y debes
    ejercer control, eres tu mismo.

    Toma el control y asume la responsabilidad de tu propios éxitos y fracasos. Aprovecha cada oportunidad que tengas para aprender y no temas cometer errores. Vivimos en una cultura que perpetúa el mito del éxito instantáneo, pero basta con que analices de cerca la trayectoria de los personajes más exitosos para darte cuenta que rara vez sucede.

    El éxito que permanece es el que resulta de haber fracasado lo suficiente.

    Si decides poner en manos de alguien más la responsabilidad de éxito o tu fracaso,
    estás renunciando a tu libertad.

     

  4. “No tengo el tiempo”
     
    Ok, ok. Tu, yo, Richard Branson y hasta el Papa, tenemos las mismas 24 horas. La diferencia es qué hacemos con nuestro tiempo.

    En la escuela aprendemos que tenemos una cierta cantidad de tiempo para determinada materia; de igual manera, muchas compañías enseñan a sus empleados a asignar tiempo en bloques a tareas determinadas. Así que lo más lógico es distribuir las tareas necesarias entre el tiempo disponible… ¿cierto?

    ¡No! Utiliza tu tiempo al máximo haciendo cada actividad con la mayor efectividad, en el menor tiempo posible. Toma nota de las actividades que realizas y el tiempo que realmente requiere cada una de ellas. Te sorprenderás cuando veas todo lo que puedes lograr sin invertir más tiempo.

     

  5. “No tengo ningún talento especial”
     
    No caigas en la tentación de pensar que las personas exitosas tienen algún talento, idea, motivación, secreto o habilidad que tu no tienes.

    Por supuesto que no todos tenemos los mismos talentos, ni todos hemos desarrollado las mismas habilidades. Lo que necesitas es voluntad, perseverancia y trabajo. No hay vuelta de hoja.

     

Al final, lo que realmente importa es que uses los recursos y talentos que sí tienes, en lugar de enfocarte en tus limitaciones. El mayor talento que puedes tener, es la voluntad de hacer más, de crecer y estar dispuesto a hacer el esfuerzo que la mayoría no hace para tener los resultados que la mayoría nunca tendrá.

Únete a la conversación

comentarios

 
© VideoMarketingTV™ | P.O. Box 4354 Dallas, Texas. 75208
para que inicie nuestro próximo Seminario-Taller Fórmula 10x™
para que inicie el programa de coaching (re)lanza tu canal ►